// Viajar Social
// Buscar
// Social

Carnaval de La Bañeza, León

En estas semanas que tanto se habla del Carnaval os mostramos una opción diferente, muy distante de los más conocidos carnavales como Tenerife o Cádiz, un carnaval que reside sin ninguna duda en la imaginación y las ganas de pasarlo bien de su gente: El Carnaval Bañezano.

La Bañeza es una ciudad que se encuentra en la provincia de León. Como bañezana he vivido el Carnaval desde siempre, pero en los últimos años con más intensidad. A pesar de ello, he pensado que Fernando Otero como administrador de la web del Carnaval ( http://carnavaldelabaneza.com/ )  y “carnavalero de pro como ninguno” era la mejor persona para explicarnos qué diferencia estos Carnavales de los demás. Os dejo con su intervención. Gracias por colaborar!!!

 

 

Si hay algo de lo que puede presumir La Bañeza, además de gastronomía y el carácter abierto de sus gentes, es de Carnaval. Y es que en estas artes del disfraz, la ciudad leonesa no tiene nada que envidiar en ambiente festivo a los grandes como Tenerife, Cádiz o Río de Janeiro. O al menos así lo sienten sus ciudadanos, que son inculcados desde bien pequeños en la imaginación, la parodia y el pasarlo bien.

El año pasado, los Carnavales de La Bañeza fueron declarados Fiesta de Interés Turístico Nacional, anteriormente de Interés Regional y condecorados con el Blasón de Plata del Turismo. Pero, no es todo esto, lo que hace grande a estas fiestas, es más, sin declaraciones ni menciones, el ambiente sería el mismo.

La Bañeza, lugar estratégico y de mercadería por tradición, siempre disfrutó de estas fiestas, pero la fama  comienza a destacar en las épocas más difíciles del siglo XX, la Dictadura. Es en aquel tiempo, en el que fueron prohibidos los Carnavales, temiendo las mofas al sistema; pero hubo pequeños reductos, como el bañezano, que hicieron caso omiso a tal prohibición, saltándose la norma con el peligro que conllevaba de más de un palo y noche en el calabozo. De ahí proviene, la famosa cita de “correr el Carnaval”, más que nada, para evitar el castigo corriendo con el disfraz para no ser arrestado.

Los carnavaleros y carnavaleras de la ciudad, sabían en aquella época por donde moverse para destacar y no ser vistos a la vez, cosa que parece contradictoria. Los barrios altos de la ciudad, como el Polvorín o San Julián fueron los preferidos, y la llegada de los trenes a la estación, el momento oportuno, para que los viajeros, se sorprendieran de tan alta provocación.

Ya en la década de los 70, supongo que viendo que por mucha norma, el carnaval seguía celebrándose en la clandestinidad. Permisos de del Gobernador Civil y del Ministerio, permitían la celebración de las “Fiestas de Invierno” (que no Carnaval, aunque fuera lo mismo), siempre y cuando no se ocultase el rostro, y no hubiera mofas de la autoridad civil, militar y religiosa. En la transición, comenzó a fraguarse, un Carnaval un poco más enfocado hacia el público, organizándose desfiles, bailes.., todo bajo una organización, pero siempre “desorganizada”.

Hoy en día el Carnaval, sigue siendo lo mismo que los primeros años, al menos el Sentimiento Carnavalero que vive la ciudadanía así lo demuestra, con una fiesta donde no prima ni lo voluptuoso ni lo importante, sino la imaginación, el reírse de uno mismo, la comedia, la actuación y el pasarlo bien. Se sigue saliendo por amor al arte (o al Carnaval) sin que los disfrazados salgan a por el premio ganador, que no lo hay, se sale por necesidad de quitarse la careta de todo el año y mostrarse al mundo tal y como cada uno es, con su gracia personal.

Los meses anteriores, y más concretamente desde Navidad, la ciudad se convierte en un gran taller de costura. Alrededor de unas Orejas de Carnaval y un café, con los recuerdos de las vivencias anteriores, los amigos y amigas se reúnen para crear esa idea ingeniosa -guardada en secreto- que se convertirá en realidad el Martes de Carnaval. Por otra parte, reuniones de grupos, actos para anunciar la venida de Don Carnal, Monólogos, noticias… y cuando ya está a la vuelta de esquina, las prisas de los más perezosos, esos a los que el ingenio les llama tarde, pero siempre salen airosos, terminan buscando en el viejo baúl o el desván, mezclando harapos y consiguiendo con su gracia personal e imaginación, el gran traje del Carnavalero.

Una vez metidos ya dentro de los días marcados en los calendarios de toda la ciudad, el huracán de disfraces, cobra vida -aparte de los desfiles- en cualquier momento, a deshora, sorprendiendo, viendo en algunas ocasiones hasta representaciones de teatro callejero, donde los actores y actrices, son tus compañeros de trabajo, tus vecinos, donde puedes encontrar de todo con el único precio de una sonrisa. O puedes ir a tomar un café o a hacer las compras de últimas horas, que el tendero o camarero, te sorprenderá trabajando con su disfraz,…

Y una vez arrasada la ciudad, con un ejército de colorido y risas, se despide don Carnal, con las famosas coplas de La Sardina, rimas que con tono satírico y audaz, hablan de lo acontecido el último año y se reparte vino y escabeche.

Pero, al tercer día resucitará la Sardina como Piraña, para los que siguen queriendo vivir en un carnaval constante.

Que razón tenía la periodista Dolores del Moral, “Si el Carnaval no existiera, los bañezanos lo inventarían“.

Fernando Otero.

¡¡Esperamos haberos animado a conocerlo!!

Escrito por lorena @ febrero 14, 2012 2 comentarios

2 Responses to “Carnaval de La Bañeza, León”

  1. […] Destino Viajar (https://destinoviajar.com/2012/02/14/carnaval-de-la-baneza-leon-2/) en el que Fernando Otero, habla sobre el Carnaval de La […]

    Pingback by El Carnaval de La Bañeza en blogs especializados « Carnaval de La Bañeza – León – Carnavales Bañezanos – Sentimiento Carnavalero – Fiesta de Interés Turístico Nacional – Georgie Dann on febrero 16, 2012 at 9:41 am



  2. […] Estamos en semana de carnavales y como no, en Destino Viajar os queremos acercar un poquito más a los mejores carnavales del mundo. Muchos ya los conoceréis porque sufama se expande por todos lugares. Y aunque sean los más famosos no dejo de recordar que no son los únicos, recordad el post sobre los Carnavales de La Bañeza…¡Disfrutad! […]

    Pingback by Los mejores carnavales del mundo | Destino Viajar on febrero 16, 2012 at 1:33 pm



Leave a Reply

You must be logged in to post a comment.