// Viajar Social
// Buscar
// Social

De ruta por las Rías Baixas, día 2

Nuestro segundo día por las Rías Baixas nos llevará desde el pueblo de Muros hacia el sur, llegando a entrar en la provincia de Pontevedra. El primer lugar en el que podríamos parar sería Noia, uno de los pueblos más importantes de la zona y con un casco antiguo bastante interesante. Siguiendo la cosa de la ría de Muros y Noia nos encontraremos con Porto do Son, un pequeño pueblo en el que he estado varias veces y que es digno de ver por la playa de Fonforrón. Allí, si tienes suerte se pueden ver los delfines.

A apenas unos kilómetros de Porto do Son, nos encontraremos con los Castros de Baroña, uno de los lugares imprescindibles en nuestro recorrido.
Castros Baroña Los castros de Baroña son unas ruinas celtas construidas al lado del océano. Se pueden visitar tras un paseo de unos 15 minutos andando. Desde que se pueden observar el paisaje es impresionante y merece mucho la pena invertir una hora y media aquí.

Continuando por la costa llegaremos a otro lugar impresionante: las dunas de Corrubedo. Se trata de una formación natural de unas dunas impresionantes al lado del océano. Dichas dunas últimamente han sufrido un desgaste importante y es por ello que ahora solo se pueden observar desde una plataforma de madera. A pesar de ello, sigue siendo un espectáculo difícil de ver en otros lugares. Incluso su playa también es digna de disfrutar para darnos un chapuzón.

dunas corrubedo rias baixas

Llevamos recorriendo las rías mucho tiempo y quizás no nos hemos dado cuenta de todo lo que hemos visto y lo que nos queda por ver. Sin, embargo en este punto del viaje nos encontraremos quizás con el mejor lugar para verlo todo junto: el mirador de A Curota. Situado en el municipio de A Pobra do Caramiñal, se trata de un mirador con vistas a todas las Rías Baixas. Las vistas son impresionantes como nos cuentan en Turismo Enxebre.

Llegados a este punto seguramente os encontréis bastante cansados y quizás sea el momento de llegar a algún pueblo en el que descansar. Boiro o Padrón son dos opciones muy buenas por sus atractivos culturales, gastronómicos y naturales. El próximo día nos adentraremos en una de las zonas que más me gustan personalmente que es la rías de Pontevedra.

Escrito por javi @ abril 25, 2013 Sin comentarios

De ruta por las Rias Baixas

Las Rias Baixas es una de las zonas más impresionantes de Galicia. Paisajes espectaculares, el océano Atlántico, comida de primera y cultura son algunos de los motivos por los que debes visitarlas. La cantidad de pueblos con encanto que discurren desde la ría de Corcubión hasta la ría de Vigo con innumerables. En este post he querido recoger algunos de los rincones que más me gustan y que he podido visitar en persona. Empezado por el norte Galicia 2013Si decidiéramos comenzar nuestro viaje de norte a sur el primer lugar de interés sería el punto más occidental de la península, el Cabo de Finisterre. En la antigüedad se pensaba que esto era el fin del mundo, pero nosotros lo tomaremos como punto de inicio de nuestro viaje por la costa gallega. Su faro es sin duda el mayor atractivo, donde tanto turistas como peregrinos pueden ver la unión de mar Cantábrico con el océano Atlántico. Sus aguas de dos colores son un espectáculo único. Aquí los peregrinos acaban el camino y queman sus zapatillas o ropas con las que han recorrido cientos de kilómetros. Continuando nuestra bajada pasaremos por el pueblo pesquero de Corcubión y llegaremos a otro punto esencial, Ézaro. Aquí tendremos que pararnos a disfrutar del salto o cascada del río Xallas. Un espectáculo ver su desembocadura en la ría desde abajo y desde el mirador. Galicia 2013 Si seguimos hacia el sur, llegaremos a un lugar muy interesante para el verano, la playa de Carnota. Seguramente sea una de las más bonitas de la zona. Arena fina durante kilómetros, ya que es la playa más larga de Galicia. Además, en Carnota se encuentra también el hórreo más grande del mundo. La playa de Carnota Si ya nos hemos relajado un rato en la playa y refrescado con sus aguas heladas, podemos seguir el viaje hacia el siguiente destino, Muros. De muros destacan su puerto, el casco histórico y las playas como la de Louro. Para acabar un día bastante completo, podríamos acabar nuestro viaje aquí comiendo en alguna de las pulperías un riquísimo pulpo a la gallega, una de las delicias de la zona. En el próximo día continuaremos nuestro viaje hacia el sur, visitando muchos más lugares de interés en Galicia. Consejos interesantes

  • Si quieres comer buen marisco, recomiendo el restaurante Don Percebe en Finisterre. Una mariscada muy grande para dos personas por 50€.
  • El salto de Ézaro tiene agua todo el año, pero la cantidad varía. Ir en época de lluvias asegura mayor espectáculo. De noche también abre.
  • Si dudas entre playas mi consejo es elegir la de Carnota. Es la más grande y una de las más bonitas de las Rias Baixas.
Escrito por javi @ abril 11, 2013 Sin comentarios

La pallozas en O Cebreiro

o cebreiro

Nuestro último viaje por las maravillas de Galicia, como el salto de Ézaro, nos llevó a conocer un pueblo cercano a Los Ancares llamado O Cebreiro, donde se conservan algunas pallozas, antiguas construcciones de esta zona.

El pueblo de O Cebreiro está en un lugar privilegiado, formando parte del Camino de Santiago y en la frontera de Lugo con León. A 4km de la A-6 es un sitio muy recomendable para parar de camino o incluso comer en alguna de sus tascas para peregrinos. Estos establecimientos y los peregrinos de paso le dan un ambiente interesante a un pueblo bastante pequeño.

P1100737

El gran atractivo de O Cebreiro son sus pallozas. Se pueden reconocer por su estructura circular, pensada para mantener mejor el calor, y su tejado de paja. Su construcción data de épocas anteriores a los romanos, presumiblemente celtas. Las que hoy se mantienen en buen estado han sido reconstruidas. De hecho, en O Cebreiro podemos disfrutar de una palloza reformada para ser museo. Su interior replica la forma de vivir antiguamente.

P1100675

Aparte de las pallozas, la iglesia de Santa María la Real es otro lugar a visitar, sobre todo por los peregrinos que acuden a sellar su compostelana. En el interior podemos ver una pila bautismal de piedra del siglo IX.

P1100669

Escrito por javi @ abril 5, 2013 Sin comentarios

El río Xallas y el salto de Ézaro

Panorámica de Ézaro

El río Xallas esconde en su final una de las maravillas naturales de Galicia y las Rías Baixas, el salto de Ézaro. Se trata del único río de Europa que desemboca en cascada en el mar. Un espectáculo que solo se puede disfrutar en plenitud cuando el río lleva mucho caudal.

Esta Semana Santa ha sido una oportunidad espectacular para ver el salto de Ézaro sobre la ría. Las fuertes lluvias han hecho que el embalse de Santa Uxia esté soltando agua continuamente y esto hace crecer la cascada.

Por la noche también se puede visitar y merece la pena por ver iluminado el salto de Ézaro. El lugar está acondicionado para las visitas con una pasarela de madera que te lleva desde el lugar de aparcamiento hasta el salto final. También se puede subir andando o en coche hasta la zona superior, donde hay un mirador. Las vistas merecen la pena, pero cuidado con la carretera que es muy empinada.

P1100810

Pero el salto de Ézaro no es lo único que ver en esta zona. La ría en sí también es una maravilla y la playa cercana es otro atractivo para épocas más soleadas. Por tanto, Ézaro es una visita obligada si visitáis la zona de Rías Baixas.

P1100799

Ver mapa más grande

Escrito por javi @ abril 3, 2013 2 comentarios

Galicia Calidade II

Y aquí tenéis la segunda parte de mi viajecito por Galicia.

14 de agosto
Tras otro viaje de casi tres horitas llegamos a la aldea de Almu, Libreiro, un pueblo de esos que te enamoran en cuanto los ves. Tiene apenas 5 casas pero es precioso, está en el monte, rodeado de bosque de eucalipto, para verlo. Y allí estaba casi toda la familia de Almu, que vergüenza!, incluida su abuela…Pero todos son tan majos que no te dejan ni estar nervioso, te sientes como en casa. Este día fue muy familiar, dando una vuelta por el pueblo, calándonos hasta la cintura, porque llovía, como llovía!! Pero bueno, al tener la cocina de pueblo uno se seca prontito.
Y nada más, a dormir a la casa que nos dejaron en Negreira, otro pueblo más grande de por allí.

Casa de Libreiro


15 de agosto

Tras levantarnos a las mil y comer un pedazo de caldo gallego en casa de Almu nos fuimos a Santiago por la tarde. Yo era el único que no lo conocía y me gustó bastante. La catedral es preciosa y la zona antigua con sus callecillas llenas de ambiente te animan seguro. La pena es que llegamos muy tarde, así que habría que volver. Pasamos allí un ratito y para casa a beber.

Santiago

16 de agosto
¡Día de playa! Siiii, por fin de varios días nos íbamos a la playa todo el día. Y que mejor playa que la de las dunas de Corrubedo. Allí estuvimos viendo las dunas, que no pisándolas porque las han cerrado por deterioro, y luego a la playa a pasar el día jugando al Jungle Speed, paseando por la playa y mojándonos un poquito, no del todo porque el agua está que corta.
Luego tocaba ver los Castros de Baroña, un asentamiento celta que es todo un espectáculo verlo, por donde está situado. Ver la foto, porque no hay palabras para esto.
Por la tarde fuimos a Porto do Son, un pueblo donde viven unos tios de Almu, y que te tiene muchas playas, pero que si me tengo que quedar con una es con la de Fonforrón. De rocas cuando la marea está alta y de arena con marea baja. Cuando está alta es todo un espectáculo ver las olas de 3 metros cochar contra las rocas a apenas 2 metros de ti. Esto fue una de las cosas que más me gustaron del viaje.

Castros de Baroña

17 de agosto
Este iba a ser el día que veríamos las Islas Cíes, pero entre el cansancio del día anterior y que por la mañana había una niebla de la leche, pues decidimos descansar. Pasamos de tranqui la mañana en casita y por la tarde a Santiago, a comprar regalitos para la familia y ver la catedral por dentro. Lo único que no hice fue abrazar al santo, que me lo reservo para cuando haga el camino de Santiago.

Santiago

18 de agosto
Último día de las vacaciones, nooooo! Que trauma, pero bueno, no nos íbamos a amargar el último día, y además siendo las fiestas de Libreiro. Así que tocó comidita de la buena, mejillones, langostinos, carne asada, etc.
Tras un ratito de descanso, Almu y Enero nos querían enseñar donde jugaban de pequeños por el pueblo. Y nos fuimos a dar una vueltecita, que acabó escalando el Castelo, un montecito muy chulo con unas vistas preciosas.
Y para acabar el viaje, pues nos fuimos de marcha a Santa Comba con otra prima de Almu, María. Allí nos lo pasamos genial, parece mentira que en los pueblos más pequeños sea donde más marcha hay! Pero la pena es que nos vinimos pronto, ya que al día siguiente me tocaba conducir mis 8 horitas de vuelta.

Como veis ha sido un viaje competisimo, y en el que he disfrutado como un niño. Si alguno no conoce Galicia, por favor, que deje todo lo que está haciendo y se vaya para allá! Y para finalizar os dejo con muchas fotos más del viaje:

Escrito por javi @ agosto 22, 2007 8 comentarios

Galicia calidade I

Puedo, después de estos 8 días, decir que estoy enamorado de Galicia y en general del norte de España. Casi seguro que han sido las mejores vacaciones que he tenido nunca, me lo he pasado bomba disfrutando del paisaje, de la comida y de la gente de allí. Así que como estoy tan contento os voy a dar un poco de envidia contándoos mi viaje:

 

10 de Agosto

El primer día fue una paliza, me tiré en el coche 12 horas, desde las 9 hasta las 9. Es que el viaje es largo y además tuvimos que parar a comer y desviarnos un poco para recoger a los primos de Almu (Enero y su novia Maitane) en Monforte. Destacar del camino Astorga, que me pareció muy bonito con su catedral y sobre todo el palacio de Gaudí.

Y por fin estábamos en Ribadeo! El hotel estaba muy bien, nos duchamos y nos fuimos de cena y juerga. El restaurante fue la ostia, en el puerto, comimos raciones hasta reventar, de almejas, chipirones, chorizo a la sidra, gambas, 3 botellas de vino. Y aquí fue el primer contentillo jugando al ocalimocho con Alvariño y mi primera calada a un porro y casi la última, porque no me ha llamado ni me llamará el fumar.

Fue un gran día.

 

Palacio de Gaudí

 

11 de Agosto

El 11 como os imagináis estábamos reventados y por la mañana no hicimos mucho, salvo ir un ratito a la playa, hacer el vago a lo grande y ver la playa de las catedrales por primera vez y con marea alta. Ya llegaría el día de verla bien.

 

Playa de las Catedrales

12 de Agosto

Tocaba traslado de hotel. Ya que no pudimos coger el mismo los 4 días de Ribadeo por falta de plazas pues cogimos dos. Estos dos últimos días los pasamos en el hotel Mi Norte, muy curioso, porque cada habitación está decorada como una película. A nosotros nos tocaron la habitación de Romeo y Julieta y la de 007. Cuando nos cambiamos fuimos a visitar pueblitos de la frontera con Asturias, como Pontenova, Taramundi y la zona de los Oscos. Y para finalizar un gran día, que mejor que cenar en la playa de las catedrales viendo la lluvia de estrellas de las Peseidas. Para mí, una de las mejores experiencias que hemos tenido en el viaje.

 

Pontenova

13 de Agosto

Último día en Lugo, y había que aprovechar. Por la mañana a la playa de las Catedrales de nuevo a verla de día y con la marea baja y por la tarde un poquito de turismo: primero a ver las cerámicas de Sargadelos y luego a visitar Cervo, donde recorrimos el paseo de los enamorados, precioso.

 

Playa de las Catedrales

Paseo de los enamorados

Ni más ni menos que cundió estos primeros 4 días. Pronto os contaré la segunda parte del viaje, que para mí ha sido la mejor…

Escrito por javi @ agosto 20, 2007 6 comentarios