// Viajar Social
// Buscar
// Social

Los ecos del Muro de Berlín

En el 2014 se ha conmemorado el 25 Aniversario de la Caída del Muro de Berlín. Aunque lo deberíamos llamar el Derribo del Muro de Berlín, porque fueron los ciudadanos berlineses los que lo echaron abajo con sus ganas de libertad y reconciliación, y sus martillos y sus excavadoras. 25 años desde que un 9 de noviembre de 1989 el Telón de Acero que dividía a Berlín, a Alemania, a Europa y al Mundo saltara por los aires. Desde entonces todo ha cambiado, y nuestra realidad es radicalmente distinta.

El Muro cayó, pero no en su totalidad. Berlín aún es una ciudad en la que se nota la división. Y una ciudad en la que se puede ver aún el causante de esa división. Hay bastantes restos del Muro que se pueden contemplar en nuestros días, homenajes a lo que fue y lo que nunca debería volver a ser. Una manera mejor de conocer cómo fueron aquellos días. Hay pequeños trozos repartidos por toda la ciudad (y por todo el mundo), pero hay tres grandes zonas donde contemplar el Muro de la mejor manera posible.

East Side

East Side Gallery. Quizás el trozo de Muro más famoso, tanto por su longitud como por su uso actual. A orillas del río Spree, en Mühlenstraße (en el barrio de Friedrichshain), se conservan 1.316 metros del Muro que han sido convertidos en la mayor galería de arte al aire libre del mundo. 101 obras que consagran la libertad y la paz, y que se pueden visitar completamente gratis. Un paseo imprescindible para conocer uno de los lugares más significativos e icónicos de la ciudad. Y después te puedes ir a conocer el encantador Barrio Turco

Memorial

El Memorial del Muro. Situado en Bernauer Straße (entre Gesundbrunnen and Mitte), el Gedenkstätte Berliner Mauer es un parque memorial erigido en 1998 como recuerdo del Muro en sí mismo y de lo que supuso para los berlineses: muertes, destrucción, confrontación, separación. La ruta ideal es recorrer primero a pie la Todesstreifen, la Franja de la Muerte, reparando tanto en los frangmentos conservados como en los distintos homenajes. Después, ir al Centro de Documentación, en el que conocer más sobre el Muro y sobre lo que pasaba en el mundo a su alrededor. Por supuesto, subir a la torre de observación para ver desde arriba cómo era esa franja. Para terminar, id a la Capilla de la Reconciliación, donde podréis ver una bomba de la Segunda Guerra Mundial en su sótano.

Topografía

Fragmento en las inmediaciones de la Topografía del Terror. La Topografía del Terror es un museo de Historia y centro de documentación berlinés exterior e interior dedicado al estudio de la represión del régimen nazi. Situado en  Niederkirchnerstrasse, ocupa el terreno donde estuvieron los cuarteles generales de las SS y la Gestapo, principales ejecutores de ese régimen del terror. En el lateral sur del recinto se conserva un tramo del Muro, el más largo después de la East Side Gallery. Un fragmento que estuvo pensado demoler pero que finalmente fue conservado. 

Placa

Placas recordatorias del trazado del Muro. A lo largo y ancho de la ciudad, siguiendo el trazado original del Muro se pueden encontrar recordatorios en las calles. Una forma de mantener el recuerdo de lo que dividió ese muro, porque las puedes encontrar en el centro más turístico o en las afueras de la ciudad. De repente, si te paras a pensarlo, te das cuenta de que un enorme muro separaría tu camino a tu hotel. 

Escrito por rubenvike @ Enero 15, 2015 Sin comentarios

Sin comentarios

Leave a Reply

You must be logged in to post a comment.